FLOW: El estar en “la Zona” del Alto Rendimiento

En la psicología positiva, el Flow (flujo), también conocido coloquialmente como estar en la zona, es el estado mental de operación en el que una persona que realiza una actividad está completamente inmersa en una sensación de enfoque energético, participación plena y disfrute en el proceso de la actividad. En esencia, el flujo se caracteriza por una absorción completa en lo que uno hace, y una pérdida resultante en el sentido del espacio y el tiempo.

Nombrado por Mihaly Csíkszentmihályi en 1975, el concepto ha sido ampliamente referido en una variedad de campos (y tiene un reconocimiento especialmente grande en terapia ocupacional), aunque el concepto ha existido por miles de años bajo otros nombres, notablemente en algunas religiones orientales”. (1) “Mihaly Csikszentmihalyi ha contribuido con su trabajo pionero en nuestra comprensión de la felicidad, la creatividad, la realización humana y la noción de “fluir”, un estado de mayor concentración e inmersión en actividades como el arte, el juego y el trabajo”. (2)  “El flujo comparte muchas características con el hiperfoco. Sin embargo, el hiperfoco no siempre se describe de manera positiva. Algunos ejemplos incluyen gastar “demasiado” tiempo jugando videojuegos o ser dejado de lado y agradablemente absorbido por un aspecto de una tarea o tarea en detrimento de la tarea general. En algunos casos, el hiperfoco puede “capturar” a una persona, tal vez haciendo que parezcan desenfocados o para comenzar varios proyectos, pero complete unos pocos”. (1)

Los 8 Elementos del Flow (flujo).
“Csikszentmihalyi (pronunciado Chick-sent-meehayee) describe ocho componentes de la experiencia de flujo. Los primeros tres son prerrequisitos básicos; los otros cinco abordan la experiencia subjetiva durante la actividad en flujo:

1. Claridad de objetivos y retroalimentación inmediata, como se ve en muchos deportes o las artes. Un jugador de tenis sabe exactamente lo que se requiere para ganar un juego. Las reglas son claras. En cada acción, el éxito o el fracaso se perciben inmediatamente. Los deportes y las artes son, por lo tanto, actividades de flujo (Flow) clásicas.
2. Un alto nivel de concentración en un campo limitado. Esto permite que la conciencia de una persona profundice en la actividad. En contraste, a menudo hay demandas caóticas y contradictorias en la vida diaria que pueden causar confusión e insatisfacción.

3. Balance entre habilidades y desafío. La dificultad de una tarea debe proporcionar el grado correcto de desafío a la capacidad de una persona. Un tema musical demasiado difícil dejará a un músico frustrado y decepcionado, uno demasiado fácil lleva al aburrimiento y la rutina. Por lo tanto, el flujo (Flow) se produce en el rango que se produce entre “demasiado” y “muy poco”.
4. La sensación de control. La característica del flujo (Flow) es la sensación de mayor control sobre las propias acciones. La expresión ‘control’ es fácilmente malentendida. Puede alejar a muchas personas por su asociación con la dominación compulsiva o la atención nerviosa. El control en el flujo (Flow) no tiene ninguna de estas cualidades. Es un estado de seguridad y relajación con la total ausencia de preocupación: la paradoja conocida en el budismo Zen como “control sin control”.


5. Sin esfuerzo. El flujo (Flow) implica flexibilidad y facilidad; todo funciona armoniosamente y sin esfuerzo. Un partido de tenis o la actuación de un solista en el escenario pueden parecer extenuantes desde el exterior; sin embargo, si de hecho el jugador está en flujo (Flow), no experimenta ninguna tensión particular. La actividad funciona sin problemas, guiada por una lógica interna. Todas las decisiones necesarias surgen espontáneamente de las demandas de la actividad sin ninguna reflexión deliberada.

6. Una percepción alterada del tiempo. En un estado de flujo (Flow) profundo, la percepción normal del tiempo está “on hold” o en espera. El tiempo puede sentirse condensado: dos horas se sienten como diez minutos, o expandidas, los segundos se sienten como minutos. Es por eso por lo que el modo de flujo (Flow) se llama “atemporal”.
7. La fusión entre la acción y la conciencia. La participación completa crea un estado en el que no hay lugar para la preocupación, el miedo, la distracción o la reflexión consciente. Los artistas no se sienten separados de sus acciones; son uno con su desempeño. Este sentimiento de unidad puede expandirse al entorno de una persona (la naturaleza), así como a todo un grupo de personas que trabajan juntas (flujo de equipo).
8. La calidad autotélica de las experiencias de flujo: IROI. Del griego autos – yo, y telos – meta. No solo lograr el objetivo de una actividad es gratificante, sino que la actividad en sí misma es gratificante. El flujo es, por lo tanto, “Retorno inmediato de la inversión (IROI)””. (3)

Nota:
Este artículo esta enteramente formado por las fuentes mencionadas a continuación. Las mismas han sido, citadas integra y textualmente en su idioma original. Solo han sido traducidas al español, sin ningún aporte personal adicional, mas que el del beneficio de lectura de los hispanoparlantes de esta pagina web:

(1) https://en.wikipedia.org/wiki/Flow_(psychology)
(2) https://www.ted.com/speakers/mihaly_csikszentmihalyi
(3) https://www.flowskills.com/the-8-elements-of-flow.html

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *